El barranco de Iván

Iván Redondo se ha cansado rápido de la prospectiva y se ha pasado a la espeleología. Ahora se propone explorar el fondo de los barrancos detrás de su jefe, y en eso de caer muy bajo hay que reconocerles a ambos una cualificación indiscutible. Por más que achine los ojos en dirección a 2050, la especialidad de Sánchez nunca ha sido el control de los tiempos sino la ocupación del espacio. Ha ocupado el PSOE, La Moncloa, los medios, las instituciones, la Fiscalía, las vacunas y fondos de Europa y hasta la estafeta de Correos. Era previsible que aspirara a ocupar también la galaxia -esa NASA española que parece plagiar a Ibáñez– y el subsuelo acompañado de su lazarillo del Urumea, perito en intertextualidad televisiva y leal como solo puede serlo un mercenario bien retribuido.

Leer más…

Deja un comentario

31 mayo, 2021 · 11:13

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s